Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
13/10/2009 - Presentación oficial de Abuso de Poder - Barilari en Rosario

Fecha del Evento: Jueves 10 de Septiembre
Lugar: Teatro Mateo Booz - Rosario

Un nuevo lugar de a poco va abriendo sus puertas a la música pesada. El Teatro Mateo Booz es una sala apropiada para conciertos que requieren estrictamente un sonido nítido y una producida puesta en escena, sin que por esto lleguen a ser espectáculos de multitudes. Nada mejor que efectuar allí la presentación oficial en Rosario de “Abuso de Poder”, nueva placa de Barilari. Además, como acto previo, Skiltron pisó por primera vez Rosario y ganó su primera batalla en estas tierras. A continuación, un repaso de lo acontecido.

A las 20:30, los músicos de Skiltron pisaron el escenario vistiendo los típicos atuendos escoceses, conocidos con el nombre de kilt. Cabe mencionar que Skiltron acompaña su música con letras que narran sobre la vida en la Escocia medieval, las batallas lideradas por William Wallace para liberar a Escocia del dominio de Inglaterra y también sobre folklore, paganismo y mitología celta.
En la parte inicial de su set tocaron temas de sus dos full-length, “The Clans Have United” (2006) y “Beheading the Liars” (2008): “Skiltron”, “This Crusade”, “Calling Out”, “The Beheading”, etc. Si bien el público era escaso teniendo en cuenta la capacidad de la sala, muchos que desconocían la propuesta de Skiltron se sumaron a algunos entusiastas fans e hicieron palmas, corearon los temas y disfrutaron de algo diferente, de una corriente que está gestando su propia movida en la Argentina, con bandas que ya se destacan además de Skiltron, como Tengwar, Dolmen, Einher Skald, Giltine's Gintaras y Warknight.
En cuanto al estilo que practican, lo de Skiltron se enmarca dentro del folk metal, pero para ser más específico con las etiquetas, podría decirse que Skiltron practica un power folk metal/celtic metal. Su música se caracteriza en principio por el agregado de instrumentos celtas como la gaita escocesa o el tin whistle (ejecutados en vivo por Pablo Allen), sobre bases que oscilan entre la velocidad y momentos calmos que generan climas, con guitarras bien ochenteras, sobre todo en los solos a cargo del fundador y principal compositor Emilio Souto (ex Feanor, también en Tengwar) y de Juan José Fornés (ex Sélidor, Magika).
Además pueden apreciarse pasajes épicos reafirmados en la aguerrida voz de Diego Valdez (de gran currículum: ex Dhak, Lethal y RetroSatán, hoy en Eidyllion y Helker) que cumple a la perfección aportando matices, experiencia y sobre todo talento. Todo conocedor del heavy, del epic y del folk metal quizá podrá encontrar aquí elementos que lo remitan a Skyclad, Korpiklaani (a quienes telonearán en pocas semanas), Mägo de Oz, Warlord, Manowar, Omen, Grave Digger (a quienes telonearon el año pasado), Iron Maiden, Running Wild y probablemente a alguno más, aunque hay que hacer justicia y decir que Skiltron impone su personalidad en cada canción, sin parecerse particularmente a ninguno de estos grupos. Hecho que demuestra el trabajo y la dedicación que hay detrás de este proyecto.
Volviendo a lo que fue el recital, completaron el tramo final con ricas e inspiradas composiciones como “The Vision of Blind Harry”, “Coming From The West” y “Gathering The Clans”. Con soltura sobre las tablas y un constante ida y vuelta entre la banda y el respetable, con Diego Valdez arengando como buen frontman, y con la sensación de percibir, tan lejos de su lugar de origen, parte de la esencia de los antiguos pueblos celtas, esta primera actuación de Skiltron en Rosario iba llegando a su fin. Los músicos prometían volver en un futuro no muy lejano. Ojalá así sea y que más gente tenga la posibilidad de disfrutar (y descubrir) la música de una de las mejores bandas que tiene la escena nacional, y que ya empieza a llamar la atención más allá de las fronteras del país. Los clanes del folk metal ya se han unido en nuestra nación, y nada parece detener a los corazones valientes de estos guerreros celtas.

Sin demasiados minutos de espera, Barilari se adueñó del escenario. Adrián Barilari y sus muchachos salieron decididos a ofrecer un espectáculo equilibrado y a la vez potente, iniciando su presentación con el tema que da nombre a este lanzamiento virtual (el cual puede ser descargado gratuitamente en el website del sello Dont Pay Music), “Abuso de Poder”, al que enseguida le sumaron “Amante Oscura”. De entrada se notó la solidez de la nueva formación, conformada por Nicolás Polo en batería (actual Dream Master) y los hermanos Barrett: Julián en guitarra (conocido por su labor en Lörihen) y Piter en bajo (ex Magnos); ambos se encargan también de los coros. Adrián Barilari por su parte mostraba el oficio y el talento que a esta altura todos le conocemos en cuanto a interpretación, desempeñándose con soltura dentro de un estilo nuevo para él, ya que la dirección musical de este nuevo trabajo se orienta hacia un metal/hard rock de corte moderno, con matices alternativos e influencias que a uno lo remiten al material más reciente de Ozzy Osbourne y por qué no a cosas de Fight, mientras que Audioslave y Nickelback suman como referentes escogidos en cuanto a producción sonora. Adrián Barilari canta más bajo en varios pasajes y le pone gancho a las composiciones, de por sí con un dejo oscuro, usando estribillos melódicos como recurso.
El concierto prosiguió con “Vida Virtual” y “Miedo a Sobrevivir”, temas cuyas líricas hacen hincapié en cuestiones que tienen que ver con el plano social. Los fans disimulaban la falta de asistencia cantando y coreando cada canción. Dejando de lado por un rato “Abuso de Poder”, Barilari y los suyos enriquecieron el show con canciones de discos anteriores del frontman de Rata Blanca: primero tocaron “Mienten”, primer track del último disco de Alianza titulado “Huellas” (1999), y después ejecutaron una reversión de “Trae tu amor”, incluida en la primera placa de Barilari.
Una improvisación en la que los músicos de la base rítmica demostraron algo de su destreza sirvió para que Julián Barrett ganase tiempo para ajustar su instrumento y volver a escena con todo para tocar “Insoportable”. Como todavía tenían varios minutos disponibles, se dieron un lujo más que especial, al interpretar “Heaven and Hell” de Black Sabbath, nada más y nada menos, en una versión en castellano similar a la incluida en el tributo argentino a los “padres del metal”. Si bien resultaba un tanto extraño escucharla cantada en otro idioma, fue una versión digna y poderosa (como debe ser), a mi juicio uno de los puntos más altos del show.
La sección final del recital incluyó lógicamente más temas de “Abuso de Poder” (sonó casi en su totalidad): “Egoman”, “Algo Mágico” y “Cazador”. Además Nicolás Polo se lució con un solo de batería y Julián Barrett se robó toda la atención (y luego todos los aplausos) brindando un pequeño homenaje a Steve Vai al interpretar “For the Love of God”. Una más que correcta performance por parte de un vocalista ya consagrado, que aprovecha el pequeño parate en la gira de Rata Blanca para recorrer el país y llevarle a sus fans un show de alto nivel.

A modo de conclusión, queda por decir que por un lado fue un acierto por parte de la organización llevada a cabo por el nuevo sello virtual Dont Pay Music el de poner en un mismo cartel a Barilari y a Skiltron; si bien se trata de propuestas diferentes, las mismas aportan para lograr un espectáculo de gran nivel que requiere una producción a la altura. Quizá el único déficit de ésta fecha se haya dado por parte de la convocatoria, cuestión que en este caso es más que entendible, teniendo en cuenta que era un día de semana y las entradas no estaban precisamente a precios accesibles. Por lo demás, una muy buena jornada y un orgullo el de tener a Skiltron en nuestra escena.

Por Pablo Skorupski
Corcel de Acero