Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
25/5/2007 - ALMAFUERTE en Villa Ballester

Como se hizo tradición, un día patrio lleva de la mano una presentación de Almafuerte. Intentado establecer relación entre el metal (¨argento¨), la festividad propia del día en cuestión y la concurrencia de la gente que sigue al conjunto de Ricardo Iorio.

La verdad, que no es tan sencillo como pareciera, explicar lo que surge en la mente el asistir a un recital, con las características mencionadas, y el legajo que lleva consigo Ricardo, el cual expresa a sus seguidores.

Para comenzar el relato, podría remitirme a las dificultades que surgieron desde un principio.
Primeramente, el cambio de escenario del festival, ya que en un principio había sido programado para el micro estadio de Argentinos Juniors, y termino realizándose en Villa Ballester, San Martín, Pcia. De Buenos Aires.
El mismo Iorio se encargó de explicar el cambio, alegando que le debían una gran mano a la injerencia de Ninci, un gran amigo suyo, que les posibilito el hacerlo en este lugar (desconozco por que no se hizo en el estadio anteriormente mencionado).
Quisiera detenerme por un instante en esto, la verdad que me encontré con un predio grande, alejado de la vorágine de la ciudad. Un lugar ameno, que se disfrutó mucho durante el set de Almafuerte, y ojalá lugares como este sean bienvenidos. Quiero decir que es valiosa la variedad de ofertas, y es bueno conocer lugares copados nuevos y que las bandas no caigan en los ya habituales.

Llegar al sitio en cuestión fue una travesía, ya que en mi caso, los flyers que había visto indicaban de manera errónea la ubicación, lo que hizo que llegara al lugar equivocado, a más de 20 cuadras del ¨real¨ escenario, esto sin conocer para nada la zona.
Agradezco la buena onda del colectivero de la línea 670, que no solo me paró donde no le ¨correspondía¨ sino que me indico exactamente como llegar. Sigo sosteniendo que dar una ¨mano¨ sin esperar algo a cambio, es un tan generoso gesto de humanidad que debe ser aplaudido.

Ya a unos cuantos metros antes se sentía el poder de la banda, lo que incrementó mi apuro en llegar.
Una vez dentro del estadio (ya habiendo empezado unos 5 o 6 temas que lamentablemente me perdí), me pasó algo muy particular.
Hacia ya largo tiempo que no asistía a un recital de Almafuerte, y admito bajo todo momento, que ya al primer acorde sentí que era una especie de reencuentro con algo que tan bien me había marcado, y ver que la química seguía siendo la misma, a mi parecer.

A esta altura qué más se puede agregar? La banda pisa por sí sola, realmente el Tano se ¨come¨ crudo el show… ejecuta de una manera la viola, sus gritos, escalas y demases que ofrecen un goce de otra dimensión. Realmente a mí me pasa como si la viola tuviera voz propia en ciertos momentos.
Bin Valencia detrás de los parches, una ejecución prolija, aunque suena mucho más aceitado y ajustado que en la presentación del disco anterior, y la misma visión tengo respecto de Beto Cerotti al bajo.

¨Esto no es KISS…. Sólo una agrupación bonaerense llamada Almafuerte, que rinde un sincero ´Homenaje´….¨, fueron las palabras de Ricardo para presentar el tema que lleva ese nombre.
Creo que fuera de discusión está el Ricardo humano, que raro decir esto no?. Pero al punto que quiero llegar es que soy de la idea que ante todas sus cosas buenas y/o malas que puede tener, es innegable que es un grande, y considero que ese tipo de personas no se pueden obviar.
Se las ama o las odia, pero nunca se las subestima, por algo es que generan tanta excitación y fervor.

Parado en el escenario, ofrece una postura (todos sabemos a que me refiero) fuera de lo ortodoxo del metal. Creo que lleva muy bien consigo en su esencia, el espíritu de un payador, ya que siento que los conciertos de Almafuerte son monólogos, divagues de 2 horas de Iorio, acompañado de una música de fondo, con una guitarra mucho más que sobresaliente, casi descomunal.
Alguien duda del puño de Ricardo al escribir? Estamos de acuerdo, quizás no suena igual a unos años atrás, pero tampoco difiere mucho la cosa… ¿Cómo no ponerme extasiado con ¨Donde está mi corazón¨?, digo, sé que no es propiedad absoluta mía, pero verse reflejado ideologica y geográficamente con lo que el señor expresa, realmente siente muy bien.

Un poco de charla divertida a cargo de Ricardo: ¨Para que vean que existe el amor entre hombres… sin ser puto¨, antes del tema ¨Del más allá¨, o ¨antes encontrar un amor era más difícil. Ahora existe la Internet”, que no disgusta en su justa medida. Noté a un Ricardo tranquilo, disfrutando la noche, y la gente así lo expresaba, dando su veredicto con el entusiasmo, hubo agite y mucha fuerza,  arriba como abajo del escenario.

En conclusión, una buena noche de metal, con los clásicos de siempre, más el buen último disco, encumbrado en un lugar no habitual, pero destacable. Salí con expectativas de un próximo reencuentro…

Por Palomo para Partitorium

Edición: Gabu