Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
22/9/2008 - Sodom en Buenos Aires

Fecha: 10/09/2008
Lugar: El Teatro de Flores

 



Fecha muy esperada la de esta máquina germana, la cual fue promocionada con bastante antelación e insistencia por los medios de la movida metalera. La organización general fue buena, el acceso y el show se dieron dentro del horario establecido y sin ningun tipo de problemas. Hubo stands y merchandising varios, con la salvedad de falta de talles en las remeras. Luces y sonido estuvieron a la altura del evento y cada una de las bandas pudo realizar su show de acuerdo a lo esperado.


EL PATRON: Es una banda que, de poco más de una año a esta parte, ha mejorado muchisimo sus presentaciones en vivo. Se ha tornado un poco más veloz, ha ajustado la proyección del sonido y ha ganado en actitud entre otras cosas. Esto es lo que pudo verse en la Fecha de Sodom. El Patrón abrió la velada metalera e inmediatamente captó la atención de todo el público que, de a poco, fue haciendose presente en El Teatro. Tuvieron un set bien compacto, con un gran despliegue de violas y la aguerrida voz del Pipa como sosten en la interpretación de cada tema. El sonido fue muy bueno, claro y limpio. El cierre fue a todo trapo con su ya clásica versión de "Destrucción", el cual calentó, a puro fuego metálico, la semilla del pogo que se estaba gestando. De esta forma la banda cerró una muy buena presentación que se suma a las correctas performances que vienen realizando y agrega nuevos adeptos a la lista. Una gratísima sorpresa en este show de apertura.


OPRESOR: esta banda no se presentó en la fecha de Sodom.


EXTHREMONY: Trabajo, trabajo y más trabajo. Más concentración y talento es la fórmula que esta jóven banda tiene para "partir" literalmente la cabeza del público, cada vez que se presenta en un show. 
Esta fecha no fue la excepción, estuvieron acorde a un evento de semejante nivel como lo era la visista de Sodom. El machaque de la viola blanca, la pared de acero que proporcionó la batería, el virtuosismo en el bajo, el apoyo de la otra viola y la incomodidad filosa que se desprendió de la voz, fueron los puntos de apoyo para el desarrollo de un buen set que, si bien en los primeros tramos tuvo ciertas fisuras, en el sonido pudo finalmente ajustarse para cerrar una más que correcta presentación. 
El público, a estas alturas bastante más numeroso y atento, captó la propuesta de la banda, la asimiló y respondió con brazos alzados, pogo y aplausos a la mayoría de los temas; varios de los cuales ya se van perfilando como futuros clásicos. Bien por Exthremony, que ya ha demostrado no tener límites trazados a la hora de superar sus propias presentaciones. Ahora se espera la edición de su primera placa oficial, si todo se sigue dando como hasta ahora, para antes de fin de año.



SERPENTOR: Una de las mejores presentaciones de la banda en los últimos tiempos. Con la sorpresa de que la banda no pudo contar en esta oportunidad con su vocalista Guillermo "Temo" Romero, por cuestiones de salud. En su lugar, el mismisimo Emanuel Lescano ( hasta hace poco voz líder de Serpentor, ahora voz de Razones Concientes); se cargó al hombro la enorme responsabilidad de aceptar, por este show, ser nuevamente la voz de la banda. 
Una vez abierto el telón, la sorpresa para el público fue grande, pero de inmediato todos comenzaron a arengar a Emanuel para que diera paso al show. Y fue como si nunca se hubiese ido, realmente dio gusto volver a escuchar los mejores temas de Serpentor en esta voz que se proyectó con toda la fuerza y la furia y aun más, de lo que nos tenia acostumbrados. 
Fue un show inapelable en materia de sonido, performance y puesta en escena, y hasta podría decirse que con mayor contundencia que el mismisimo show de Sodom. Los temas fueron una selección de lo mejor que presenta la discografía de la banda (Si es que se puede hacer una selección), a los cuales los fanáticos metaleros se entregaron por completo cantando cada uno de ellos; y haciendo del pogo un volcán en su punto álgido de erupción. 
En varias oportunidades hubo un espacio para el Aguante a Guille Romero de ámbas partes y el deseo de su pronta recuperación.
De esta forma Serpentor, pasó por la noche de Flores, acribillando con su thrash a todos los fanáticos -que todavía deben estar tratando de desentarrar los casquillos de sus cabezas-.


SODOM: Sin demasiadas vueltas, los legendarios alemanes salieron al ruedo a cortar cabezas. Y no les costó demasiado, ya que se encontraron con un público fanático, enfervorizado y completamente empapado de la mística salvaje que esta banda viene desparramando desde hace más de 20 años. 
El trio se mostró sólido y con mucho oficio. El hecho de contar con una sola guitarra a cargo de Bernemann, no se sintió como un vacío, sino que los mostró en escena con un sonido más crudo y destacó al bajo de Tom Angelripper como basamento escencial de la maquinaria Sodom; soportada correctamente por los tiempos marcados a manos de Bobby
Desarrollaron un set que paseo por casi toda la discografía de la banda en donde uno de los temas más destacados fue "M-16", que arrancó luego de un break en el que Tom conversó con el público dando a conocer la noticia de que su antiguo amigo y compañero de banda Chris Witchhunter habiá fallecido, también haciendo incapié en lo agradable que les resultaba estar tocando ante un público tan entusista, y tomandose un tiempo para filmar a la gente con su cámara personal. 
A esta actitud que se repitió un par de veces, los fanáticos respondieron una y otra vez al grito de "Ole.... Soy de Sodom, es un sentimiento, no puedo parar". Y si! realmente era para no parar. La gente disfrutaba cada tema como si fuera el último, y de esta misma forma las canciones eran interpretadas por los Sodom. Técnica, experiencia, actitud y contundencia acompañaron una correcta puesta en escena, realzada por el carisma de Angelripper que se robó gran cantidad de aplausos. Esto sumado al buen sonido (que sin embargo no superó a lo logrado por Serpentor), dieron como resultado un gran show que cerró a todo trapo, con el clásico de Mötorhead "Ace of Spades" del cual queda un saldo muy positivo y el deseo de una nueva visita (tal vez ya con nuevo material) por parte de esta banda que no ha dejado duda alguna del por qué mantiene su lugar hegemónico en el podio del Metal.

Por VerixStar