Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
13/3/2009 - Lo que dejó la primera edición del TRIBUTE OF DEVASTATION

Rosario. Fecha del evento: Sábado 17 de enero de 2009.

Con mucha expectativa se aguardaba este festival organizado por Ariel de Asesinos de Mentes, sobre todo por parte de los fans de estilos góticos, industriales y alternativos, ya que la fecha estaba orientada hacia esas manifestaciones sonoras. Además, se trataba del primer gran concierto del año, lo que atrajo a mucha gente a las instalaciones de El Sótano.

En primer turno, Xagah ofreció un demoledor tributo a Slipknot. Debo aclarar que no estoy muy familiarizado con la música de Slipknot, por eso no puedo precisar los temas que tocaron, creo que “Spit It Out” fue uno de los que sonó, pero sí puedo decir que el pogo desatado en el público fue imponente.
Todos estaban más que conformes con el desempeño de Xagah, quienes no solamente recrean el aspecto musical de Slipknot, sino también lo que concierne al impacto visual, con un cantante enmascarado como primer rasgo distintivo. 40 minutos a puro alternative metal.

A la 1:00 Cabra comenzó su seguidilla de recitales previos a la edición de su demo debut y a su presentación como teloneros de In Flames en la Ciudad de Buenos Aires. De a poco están fogueando en directo sus propias composiciones, como “Generación demente” y un par más. Ya sabemos lo que pueden dar con su tributo a Sepultura: profesionalismo puro plasmado en la interpretación de clásicos como “Attitude”, “Ratamahatta”, “Territory”, “Roots Bloody Roots”, etc., recibidos con euforia, aplausos, puños en alto y pogo.
Un paso más en esta etapa de crecimiento de Cabra, que combina el fortalecimiento de su show-tributo a los “embajadores del Tercer Mundo” (nuevamente reforzado con luces, banderas, flashes y humo) con el avance en el setlist de las canciones de su autoría.

A las 2:20 Enchained Souls pisaba las tablas para ofrecer lo que sería su primera actuación en Rosario. Las casi 400 personas presentes en el lugar escucharon con respeto a esta banda oriunda de Bahía Blanca, que tranquilamente puede ser presentada como el mejor exponente del gothic metal en Argentina y una de las con más posibilidades de proyección internacional; prueba de esto último es que fueron nombrados como “Banda Internacional del Mes” en el webzine holandés She’s Got Metal.
En cuanto al show en sí, la calidad y el nivel de Enchained Souls se dejan notar desde un principio, ofreciendo un sonido nítido, elaborado y equilibrado, dándole lugar tanto a pasajes pesados y rápidos como a calmos y melódicos. El contraste propio del estilo se daba entre las voces femeninas encarnadas por la talentosa cantante lírica Carolina Villamayor y la voz gutural con aires black del virtuoso guitarrista Pablo Costamagna, recordando por momentos a los holandeses Epica, de quienes hicieron algunos temas, como “The Obsessive Devotion”. En cuanto al repertorio propio, hicieron “Réquiem II (Suspiro Intraural)” y ”Eternal Bloody Romance”, entre otras, ambas de su último trabajo de estudio “Silentium Aeternus” (2007). La respuesta del público fue más que buena, llegando a pedir un bis al final de la actuación, que no pudo ser porque Enchained Souls no contaba con más pistas para ofrecer el sonido completo de esas canciones. De todos modos este cuarteto bahiense cumplió con creces con las expectativas previas y sorprendió a más de uno, quedando abierto el crédito para una próxima visita.

A las 3:30 Chrisallys comenzó a desplegar su propuesta de gothic metal electro/dark wave/industrial, adelantando temas de su próximo disco “Sacred Fire” e interpretando un par de canciones de los británicos Paradise Lost. Formados en 2003, sus influencias van desde Depeche Mode a The Cult, pasando por Billy Idol y Rammstein, en su corta carrera ya han conseguido importante repercusión a nivel internacional con su disco debut “Reborn”, sobre todo en Alemania.
Con un cuidado despliegue escénico y sonoro, sumado a una estética sobria y oscura, Chrisallys ofreció un espectáculo bastante diferente a lo que se acostumbra a ver en este medio, gozando de la aceptación de buena parte del público que fue especialmente a verlos. De visible buen ánimo por esta visita a Rosario, se destacaron en temas como “Firekiss of Blood”, “The Path” y “Morning Star”, este último con Carolina Villamayor como invitada especial para cantar a dúo con el vocalista Billy SMK.

Por último, los locales Weisses Blut ofrecieron su tributo a Rammstein, con la dedicación y el profesionalismo a los que nos tienen acostumbrados.

Mientras en la pantalla gigante exhibían diapositivas de miembros y allegados a la banda, interpretaron clásicos varios de los teutones como “Ich will”, “Du hast”, “Heirate mich”, “Keine Lust” y “Amerika”, entre otros. Redondearon 40 minutos de actuación, retribuidos con aplausos, pogo y puños en alto.


Cortesía de Pablo Skorupski
Corcel de Acero