Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
7/4/2009 - Sinister arrasó Córdoba en Febrero

Córdoba (ciudad). Fecha del evento: jueves 12 de febrero de 2009.

Después de un largo viaje en ómnibus desde Rosario junto a los muchachos de Biodroid y de recorrer un poco el centro de la metrópoli mediterránea, el momento tan esperado estaba cerca. Varios metaleros comenzaban a arrimarse a las inmediaciones de Casa Babylon, local ubicado en el boulevard que pasa junto al emblemático río Suquía. Había ansiedad y expectativa para ver a Sinister en su primera visita a la Argentina, con esta única presentación en Córdoba, un evento histórico para la escena metalera cordobesa.

A las 20:15 se corrió el telón por primera vez en la noche. Con poca gente en el lugar, RavenBlood desplegó su show con entusiasmo y profesionalismo. Ocuparon casi a último momento el lugar en la grilla que había dejado vacante Mortuorial Eclipse.
Formados en Córdoba Capital en 2007 y enmarcados en un gothic metal con aires black metal, dejaron una buena impresión con canciones como “Waters of despair”, “My tears, your love”, etc. Para destacar el bien trabajado contraste entre la voz de Celeste (limpia y calma con toques líricos) y la voz del frontman (gutural, podrida y por momentos muy poderosa), ambos con fuerte presencia escénica, así como también la labor en los solos del guitarrista líder Alexi. Entre las influencias de RavenBlood figuran Lacuna Coil, After Forever, To/Die/For, Dimmu Borgir, Cradle Of Filth, Korn, Bloodparade, etc.

21:00 Hs: la masacre tomaba forma. Los sanjuaninos de Corporal Dissection no se andan con vueltas en esto de hacer death metal al estilo Cannibal Corpse (hasta el logo es parecido). Estos tipos matan, te pasan por arriba, son poderosísimos y, lamentablemente, muy pocos los conocen fuera de su zona de influencia geográfica.
Tampoco los ayuda el hecho de no haber plasmado en un disco sus brutales composiciones, pero a juzgar por lo visto en Córdoba, la gente se lo va a pedir hasta el hartazgo. Riffs brutales, precisos y veloces, la magia de la vieja escuela y toda la actitud en escena, sin duda atributos que convierten a Corporal Dissection en dignos merecedores de participar de una fecha como ésta.
Hicieron temas propios y si mal no recuerdo alguno de Cannibal Corpse. Pero, más allá de las comparaciones con la leyenda de Buffalo, Corporal Dissection brilla con luz (y sangre!) propia en el noroeste argentino; y que nadie se sorprenda si ese sangriento brillo algún día trasciende fronteras, a este quinteto le sobra talento, actitud y carisma para lograrlo.

Un rato después, DefleShment nos sorprendió gratamente a muchos. Esta fecha fue su debut en vivo y vaya si cumplieron con creces! Ofrecieron 30 minutos de un death/grind demoledor, estructurado y preciso, con temática gore y medicinal (el frontman salió a escena vestido como un cirujano ensangrentado).
Con brutales composiciones como “Barbaric Regulator” y “Today is the day of Annihilation” lograron desatar el primer pogo de la noche, en parte provocado por miembros de Sadistic Kill que se encontraban disfrutando de esta jornada histórica para el metal extremo cordobés. El hecho de que surjan proyectos de tan buena performance inicial como DefleShment no hace más que reafirmar el prestigio de la escena death/grind cordobesa y llamar la atención sobre el potencial del movimiento que viene gestándose en esta parte del país.

A partir de las 22:30, los locales Necropolis brindaron su ya conocido set de death metal bien técnico y elaborado, al mejor estilo de la banda Death.
Los encabezados por el guitarrista/vocalista Guillermo Gómez se despacharon con canciones de su último trabajo de estudio “There is a place” como “To exist is my perception”, la propia “There is a place” y “To live begin to die”, entre otras, temas en los cuales se aprecia la precisión, los cambios de ritmo y el balance entre agresividad y virtuosismo que caracterizan a este cuarteto.
La gente disfrutó del show siguiéndolo atentamente, incluyendo a los músicos de Sinister que observaban el concierto desde un entrepiso. Necropolis demostró, como ya lo hizo hace algunos meses en El Sótano rosarino, que está pasando por un gran momento y su nivel musical está acorde a lo que se espera de una fecha internacional.
                                         
Apenas pasadas las 23:00, Biodroid salió a tocar con la responsabilidad de ser el último grupo soporte antes de la actuación de Sinister. Una responsabilidad para nada menor, pero de la cual salieron airosos. Además de la oportunidad de mostrarse ante un nuevo público teloneando a una banda internacional, ésta fue la presentación en vivo del primer disco de Biodroid, “Message Of Insane”, editado el día anterior. De ésta placa tocaron “Hidden In The fog”, “Easy Blood”, “Strange Man In Black”, “End Of a Nightmare, Beginning of The Legend”, “Message Of Insane”, “A Last Funny Little Game”, entre otras. El respetable respondió muy bien, con euforia y entusiasmo, que fue retribuida por los músicos quienes arrojaron un par de discos a modo de obsequio.
Biodroid sonó parejo, pesado, rápido, con un sonido que no tuvo desperfectos. Contó nuevamente con una gran performance del vocalista Lucho Montefiore, a quien ya señalé anteriormente como uno de los mejores vocalistas de grindcore y death metal de nuestra escena; en lo instrumental lo apoyan el guitarrista Jorge Lenti a pura descarga de riffs y breves solos veloces, más la base rítmica compacta y contundente conformada por Gabriel Zubiri en bajo y Sebastián Guevara en batería.
El material de Biodroid funciona muy bien en directo, además hicieron los covers q ya son un clásico de sus presentaciones: “The Day The Dead Walked” (Six Feet Under) y “Kill Your Mother, Rape Your Dog” (Dying Fetus).
En menos de dos años Biodroid ha tocado con Rapture (México), Napalm Death y Sinister, ha editado un demo/ep (“Physical Deformity”) y este flamante full-length que se encuentra presentando, y se ha ganado el reconocimiento de la escena rosarina y de varios grupos colegas del under nacional. Todo esto no es poco y, teniendo en cuenta de que el disco acaba de salir, recién puede ser el comienzo.

Cinco minutos antes de la medianoche, el telón se abrió por última vez. Sinister, agrupación holandesa pilar del death metal europeo (se formaron en 1988), pisaba por primera vez un escenario argentino y Buenos Aires no formaba parte de esta gira sudamericana, lo cual indica un cambio favorable para el movimiento under, descentralizando un poco la cuestión.
Con varios cambios a lo largo de su carrera, actualmente forman con Aad Kloosterwaard en voz (único miembro fundador que permanece en la banda, fue el baterista de la misma hasta su separación en 2003), Alex Paul en guitarra (fue bajista del grupo entre 1997 y 2003), Bas van den Bogaard en bajo (ingresó en Sinister cuando la agrupación se reúne en 2005) y el joven Edwin van den Eeden en batería (con tan solo 22 años, debutaba como miembro de la banda en ésta gira, ya que ingresó a fines de 2008).
El concierto comenzó con la intro de su primer disco “Cross the Styx”, titulada “Carnificina Scelesta”, para enseguida dar comienzo a la masacre sonora, haciendo un recorrido por gran parte de su discografía. La euforia de la gente era total, con una muy nutrida concurrencia de casi 300 personas, el genuino pogo se volvió salvaje. Metaleros de distintos puntos del país habían recorrido grandes distancias para presenciar este momento, ya que además de la gente de Córdoba, habían llegado fans de las provincias de Mendoza, Santa Fe, San Juan, Santiago Del Estero, Buenos Aires, entre otras.
De entrada Sinister se mostraba en plena forma, sonando fuerte, con algunos pequeños inconvenientes que se fueron solucionando con el correr de los temas. La labor de los músicos fue irreprochable, con Alex Paul disparando riffs y solos con calidad y poder, Bas van den Bogaard haciendo lo suyo en el bajo y Aad Kloosterwaard demostrando que es un gran vocalista de death metal que encaja justo y mantiene viva la esencia del grupo que fundó como baterista, además de mostrar carisma y buen humor en escena, ya que estuvo haciendo caras y muecas durante todo el recital. Quizá lo más flojo estuvo justamente en el desempeño del novato Edwin van den Eeden, cumpliendo con su rol pero sin el poder que uno esperaba de la batería de Sinister al escuchar los discos de estudio, sonando por momentos muy baja, detrás de la distorsión de la guitarra y la poderosa voz de Aad.
En cuanto a los temas que tocaron, puedo citar certeros mazazos a la mandíbula como “Summit or Sacrifice”, “To Mega Therion” (el punto más alto del show, durante el cual algunos se animaron al stage diving), “The Silent Howling”, “Enslave The Weak”, “Afterburner”, “Sadistic Intent” y el clásico total “Cross the Styx”, entre otros. Luego de una hora de música sin interrupciones, la gente quería más, así que regresaron rápidamente al escenario para ejecutar a modo de bis “Men Down”. Luego una breve outro señalaría el final del set; Sinister había pasado por la Argentina y el saldo a esa altura de la noche era más que positivo.

Para cerrar la nota, creo que es conveniente destacar algunas cosas y exponer algunas conclusiones:

- La organización del evento (llevada a cabo por Symbolic Producciones) fue impecable, tanto en lo que concierne a la calidad del espectáculo como al trato para con las bandas, la prensa y el público. Amabilidad, ganas y buena predisposición ante todo.
- El ambiente en el que se desarrolló el recital fue inmejorable, gente llegada desde distintos lugares, conviviendo sin inconvenientes y unidos por la pasión por ésta música. Éste tipo de eventos son los que marcan la pauta de que la tan mentada “hermandad metálica” puede ser posible.
- La amabilidad de los músicos de Sinister: al terminar el show, firmaron autógrafos y se sacaron fotos con todos los fanáticos que se habían quedado en el local disfrutando de alguna cerveza o comprando el merchandising disponible.
- La escena cordobesa: hace rato que las bandas cordobesas la vienen peleando, ofreciendo propuestas de calidad. El reconocimiento de a poco parece estar llegándoles y fechas como ésta pueden ayudar mucho para conseguirlo.
- Por último, queda demostrado que es posible tener fechas metaleras de gran nivel fuera de Buenos Aires. Una buena organización y apoyo de la gente son la clave para que las cosas salgan bien. Esperemos que sea el comienzo de la consolidación de una nueva plaza internacional en el centro geográfico del país y que Rosario, en lo posible, pueda seguir esta corriente y aplicarla a su propia escena.
Sinister estuvo en Córdoba capital. La masacre fue consumada. La sangre aún está fresca.

Por Pablo Skorupski