Partitorium
Comentarios
Info
Multimedia
Staff / Contactos
Comunidades
···Myspace
···YouTube
···Purevolume
···Tagged
···Netlog
···Hi5
Sitios Amigos
···Bandas
···Amigos

Recomendamos
promoweb
Patrocinados
 
19/4/2009 - Motörhead en Buenos Aires

Fecha del Show: 10/05/2009
Lugar: Estadio Cubierto Arg. Juniors
Malvinas Argentinas.

Una tarde bastante calurosa de otoño, no para sofocar pero si para remera en pleno Abril, Buenos Aires completamente vacía por tratarse de un viernes santo y el estadio Malvinas Argentinas prmetiendo acabar con la modorra y el aburrimiento ya que se estaría presentando esa misma noche, nada más y nada menos, que la leyenda viviente del Heavy / Rock Motörhead.
Llegando al estadio, la cantidad de almas metaleras que se apelotonaban en pequeños tumultos, entremezclados entre los stands de venta de Remeras, Posters, Stickers, Pins y variedad de artículos relativos a la fecha, formaban un negro conglomerado ansioso de metal, y esto es lo que efectivamente obtendrían.
El ingreso fue muy ordenado y bien organizado, y el show se presentó al horario pactado, sin demoras ni inconvenientes. Mis complicaciones para encontrar el estadio fueron la causa por la cual me perdí el show de los dos primeros soportes, ingresando para el momento de Almafuerte. Esta banda -controversial, si se quiere, debido al carácter y dichos de su legendario frontman Ricardio Iorio-, dio un show a la altura de las circunstancias. Muy buen sonido, los temas salieron bárbaros, incluyendo temas de variados momentos de la banda, brillando en "Convide Rutero", "El visitante" y  "Toro y Pampa".
Un Ricardo Iorio que bailoteaba en el escenario durante los temas, y sus infaltables comentarios adornaron la presentación de Almafuerte como es acostumbrado, y gran parte del público que para ese momento llenaba un poco más de la mitad del estadio, respondió con muy buena onda y energía, despidiendo a la banda con una ovasión de aplausos y gritos.
La espera. 
Fueron alrededor de 30 minutos de espera para que se hiciera presente "El Show" de la noche. Con calor, mucho calor dentro del estadio, y la gente que no paró de ingresar hasta que no hubo espacio para uno más en ninguna parte acrecentaban la ansiedad de quienes estabamos desde hacía rato ahí dentro.
Finalmente, las luces se apagaron y dió comienzo el Show de Motörhead. Espectáculo que, más allá de cualquier tipo de gustos, no debería faltar en la vida de ningun metalero. Por su historia, por su contundencia, por su "tradicional" estilo en escena, y aquí expliquemos un poco mejor lo que tiene de tradicional: Nada de pantallas gigantes, nada de parafernalia extraña ni efectos exhuberantes. El show de Motörhead es crudo y contundente, rockero por excelencia y bien a la vieja usanza, tal y como lo manifiesta Lemmy  en su aguardentosa voz al salir a escena "We are Motörhead, and we play Rock & Roll".
Para la apertura, tres temas seguiditos: Iron Fist, Stay Clean, Be my baby. Y la gente no paraba de saltar y corear los temas.
Se podía apreciar a la banda cómoda, alegre y dispuesta a dejar exhausto al público. Hicieron un repertorio realmente bueno, con detalles inesperados y excelentemente bien recibidos: You Better Run del glorioso March or Die y Be my baby de Kiss of Death.
Obviamente, no faltaron los clásicos The Chase is better than the catch, Overkill y Ace of spades, este último uno de los más esperados y el que más hizo aguantar, amagando algunas veces con hacerlo hasta que cerca del final se decidieron y la explosión de la gente sacudió el estadio entero.
Un momento memorable fue el solo de Phil Campbell, con solo una luz destacándolo en el escenario oscuro, dió muestra de su virtuosismo con un solo más que conmovedor, recibiendo el cariño y aplausos de un público alucinado por su destreza.
El solo de Mikkey Dee fue sencillamente sublime y devastador. Una muestra total de que, en gran parte, el poder de la banda proviene de un baterista que no escatima en esfuerzos al castigar su instrumento con sobrada gracia. El público obviamente, no solo ovasionó a Mikkey, sino que lo hizo en varias oportunidades durante el larguísimo solo de batería (5 minutos aprox) que permanecerá en la memoria bastante tiempo.
Otro momento inolvidable fue el acústico Whorehouse Blues con Mikkey en guitarra acústica y Lemmy a cargo de una armónica que enloqueció a todos.
Bien rockanrolero el show que presentó la banda en su septima visita a Buenos Aires, en el que por ahí faltaron algunos himnos de su carrera como Bomber, Sacrifice o We are the road crew, pero no creo que haya salido un alma disconforme de este apoteótico show.

La lista de temas:
Iron Fist
Stay Clean
Be My Baby
Rock Out
Metropolis
Another Perfect Day
Over The Top
One Night Stand
You Better Run
I Got Mine
Solo de Phil Campbell
The Thousand Names of God
The Chase Is Better Than The Catch
In The Name Of Tragedy / Solo de Mikkey Dee
Just ´Cos You Got The Power
Going To Brazil
Killed By Death
Whorehouse Blues
Ace Of Spades
Overkill

Por Princess Of Darkness